(809) 482-0530

Fuente: The Best Of Health

La osteoporosis se asocia comúnmente con fracturas óseas, pero una nueva investigación muestra que un mayor riesgo de pérdida auditiva también puede ser una preocupación para quienes padecen esta afección. El estudio sugiere que la osteoporosis casi puede duplicar las posibilidades de pérdida auditiva neurosensorial repentina (SSHL), una pérdida de audición rápida e inexplicable que puede ocurrir de inmediato o en el transcurso de varios días.

Investigadores del Centro Médico Chi Mei en Taiwán examinaron los registros médicos de 10,660 residentes de Taiwan que fueron diagnosticados con osteoporosis entre 1999 y 2008, y los compararon con los registros de 31,980 personas que no tenían la condición. Descubrieron que aquellos con osteoporosis tenían 1,76 veces más probabilidades de desarrollar pérdida auditiva neurosensorial repentina que aquellos sin osteoporosis.

“Un creciente cuerpo de evidencia indica que la osteoporosis afecta no solo la salud ósea sino también los sistemas cardiovascular y cerebrovascular”, dice el autor del estudio, el Dr. Kai-Jen Tien. “Nuestros hallazgos sugieren que la pérdida auditiva neurosensorial repentina puede ser otro problema de salud más amplio relacionado con la osteoporosis”.

Hasta ahora, no hay evidencia para explicar qué mecanismo biológico causa el vínculo entre el adelgazamiento de los huesos y la pérdida de la audición. El Dr. Tien dice que hay una serie de factores de riesgo que podrían desempeñar un papel, como los problemas cardiovasculares, la desmineralización ósea, la inflamación y la disfunción endotelial.

“Más personas en todo el mundo sufren de osteoporosis, y nuestro trabajo muestra que están en riesgo de pérdida auditiva neurosensorial, así como fracturas óseas y otros problemas”, dice el Dr. Tien. “Los pacientes que tienen osteoporosis deben saber que necesitan buscar ayuda médica de inmediato si experimentan pérdida auditiva”.